rubbernecked

Pre-textos sobre curiosidades

Por la conquista del rosa

La mujer iba subiendo la calle vestida con blusa, pantalón y bolso en blanco acompañados del color menta del blazer, las sandalias y las gafas. Era una brisa de aire fresco para un día que pretendía ser caluroso, pero aun así llevaba puesta la chaqueta. Días antes, al bajar del metro se me cruzó un hombre que iba con pantalón en kaki, camisa y zapatos, ambos, en tono azul pastel. Dos looks correctamente, por no decir meticulosamente, combinados y agradables a la vista, pero el conjunto masculino me alteró.

The pink boy, 1923 Sydney E. Wilson

The pink boy, 1923
Sydney E. Wilson

El cuerpo y la vestimenta están relacionados desde el nacimiento hasta el entierro. Esta conexión crea una identidad que nos define de una manera consciente e inconsciente a nosotros mismos y, también, con los demás. La ropa es lo que confiere al hombre su identidad antropológica, social y religiosa… su ser (Mario Perniola). Desde que somos concebidos empezamos a acumularla y marca nuestra distinción cuando se conoce el sexo del feto. Era común comprar prendas en azul o rosa dependiendo del sexo del niño, si no se sabía o se quería ser más arriesgado se optaba por amarillo o menta, ya que pueden ser considerados colores ambiguos. Actualmente, aunque hay más variedad de ropa infantil es difícil encontrar rosa en la sección de niños; no hace tanto tiempo éste era una tonalidad para ellos, mientras el azul de niñas por considerarse más delicado… pero pasó como una inversión magnética de polos. Nuestra cultura va absorbiendo a otras o éstas a la nuestra y van transformando los signos y sus significados, así como hechos históricos y estrategias de mercado.

Determinamos un significado a cada color, quizá pensar en ellos como luz y ondas se vuelve tan simplonamente correcto que no nos dicen nada. Todo tiene que tener una razón más allá de la lógica; no podemos sólo ser, necesitamos un propósito de vida o seríamos simples primates esperando saber qué. El vestido no podría prescindir de tal conflicto, está tan ligado a los colores como antes nuestro cuerpo lo estuvo a ellos para identificarnos del clan vecino y diferenciarnos de los bárbaros de la zona.

Un color nos clasifica: campos de concentración nazis, jerarquía de la iglesia católica, grados de las artes marciales. También nos asignan una relación: las casas de Hogwarts, The Pink Ladies, seapunks, lazos de solidaridad, banderas de países, letra escarlata. Los inventamos: azul Klein, shocking pink; o nos los apropiamos: rojo Valentino, negro Chanel, azul Tiffany, verdeamarela y azulgrana. Deja de ser sólo un color para convertirse en parte de nuestra identidad. Construimos mitos con ellos, ese rayo luminoso se reflecta para que percibamos a nuestro entorno con reglas establecidas. A pesar de todo, un negro puede ser desde lo más chic hasta algo clásico, de brujería a limpiador de energía, luto a boda, austeridad o elegancia. Son el mejor capricho que vamos combinando a nuestra conveniencia y vestiduras.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cada temporada los colores predominan dependiendo de las tendencias. El sin fin de opciones y alternativas dejan las pasarelas para colgarse en las tiendas, ésa es la idea. Muchas veces todo queda ahí, los grandes almacenes y de moda asequible por más que metan mercancía nueva cada semana siempre se quedarán en los límites creativos. No arriesgarán demasiado por más que presionen sus consumidores. Saben que poner prendas complicadas y atrevidas no es lo que busca la gente. Por ello, cada invierno se encuentran las mismas gamas oscuras y neutras, posiblemente el color de temporada en pocas prendas. Estas tiendas no se andan con caprichos, buscan vender., ya que muchos de nosotros apostamos por lo conocido.

Que un hombre lleve tonos pastel a estas alturas es lógico. Mi madre una vez me compró una polo color rosa cuando era niño, yo la odiaba por dos razones: el qué dirán y la sensación de la tela. Hoy me atrevo con ése y otros colores (la polo todavía no). Este tema es donde las mujeres nos aventajan y lo dominan. Un hombre del siglo antepasado era más atrevido que uno de hoy, si nos basamos en los referentes que se tienen de esas modas. Todavía hay colores tabú en prendas masculinas, así como los hay en su uso para ciertas ocasiones sociales.

Lo que sucedió es que no me molestó la combinación azul pastel con kaki en el hombre, sino que fue una cuestión de porcentajes. No coordinamos únicamente una prenda con otra ni un color con otro. Estos son acompañamientos de algo más importante, nuestro cuerpo: piel, ojos, pelo; así como actitud y personalidad. Es algo vanidoso y así tiene que ser, no nos arreglamos para nosotros mismos, lo hacemos para que los otros nos vean. Levantar suspiros, piropos, envidias y admiración. Nos plantamos frente al espejo para cerciorarnos de lo que van a ver los demás.

Si hubieran intercambiado los colores de sus looks quizá no le habría prestado atención a este detalle de tonalidades y me habría enfocado en el blazer de la mujer para escribir sobre el descoser del patrón masculino como poder femenino. Las reglas se romperán y los signos cambian; y no importa si el azul es la zona más caliente en una llama, para todos será un tono frío y el rojo cálido. Los colores nos cuentan la historia cual método dedrocronológico.

Nos desterraron el rosa sin haber cometido ningún delito… ¿o sí?

Burberry Prorsum (Men SS 2015) Backstage

Burberry Prorsum (Men SS 2015)
Backstage

Anuncios

¿Algún comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 10'07'2014 por en chispazos, in'co'MODA y etiquetada con , , , , , , , , , , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: